Monday, June 26, 2017

Visita papal y peculado en forma de malversación de fondos

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
26-6-2017

Visita papal y peculado en forma de malversación de fondos

El presidente Kuczynski se refociló hablando de la próxima visita papal entre el 18 y 21 de enero del 2018. Que se sepa en la Ley del Presupuesto no está –o estaba- previsto el sufragio del costo de tal gira del pontífice por Lima, Trujillo y Madre de Dios. Por tanto se carece de la autorización del Congreso. O ¿ya se había cocinado desde meses antes este asunto?

Estamos frente a un delito de peculado, en la modalidad agravada de malversación de fondos porque estarían destinándose dineros públicos en forma diferente a los asuntos a que están especificados, afectando servicios o funciones encomendadas al presidente y demás funcionarios, punible hasta con 8 años de privación de libertad según el Art. 389 del Código Penal.

El Papa Francisco es jefe de un Estado. ¿Por causa de qué tiene el Estado peruano que hacerse cargo de sus gastos, más aún si hay orfandad de la ley autoritativa refrendada por el Congreso en la Ley de Presupuesto?

La fe católica puede –y es- ejercida libremente por los ciudadanos. No se la cuestiona ni se la pone en tela de juicio. Es privativo de cada quién profesarla o no. Por tanto los monaguillos en la prensa televisada, radial y escrita no pueden alegar existencia de antipatías o posturas similares. Este es un tema que tiene que ver con el dinero que los peruanos pagan vía impuestos y también con un asunto de soberanía.

En 1980 Perú suscribió, entre gallos y medianoche, un “tratado internacional”, el Concordato, con el Estado Vaticano que exime sólo –de manera exclusiva y excluyente- a la Iglesia Católica del pago de impuestos. Todo el pueblo cumple menos una organización que debe tener –por esa misma exención- fondos a raudales.

¡Jamás, desde esa fecha, 1980, el Congreso de la República ha discutido o refrendado el Concordato con el Estado Vaticano que en la práctica es un “tratado” que tiene incidencia directísima con impuestos, tributos y la economía del Perú! Por tanto su examen y escrutinio, según la Carta Magna, tiene que ser aprobado por el Parlamento, circunstancia que han eludido desde entonces los legisladores.

Un tratado NO REFRENDADO O APROBADO POR EL CONGRESO no es tratado sino un remedo, una engañifa de gobernantes de hecho y de turno.

¿Cómo puede aceptarse con “alegría” irresponsable la visita de un jefe de Estado –el Vaticano lo es- que comparte con Perú un “tratado” que concede privilegios tributarios a una institución que ahora pretende que el Estado se haga cargo de la visita papal?

-22-6-2017
¡Que Vaticano pague gira papal al Perú!

-20-6-2017
¿Anunciará Papa Francisco que Vaticano NO protege más a sodálite Figari?
…………………………………


Post a Comment