Tuesday, November 15, 2016

¿SE DEBE DEMOLER EL EMBLEMÁTICO SAN RAMÓN?

¿SE DEBE DEMOLER EL EMBLEMÁTICO SAN RAMÓN?

31-10-2016

Hace días se realizó una reunión urgente para tratar el tema -o amenaza- de la demolición del pabellón principal del Colegio Emblemático San Ramón de Tarma, obra ejecutada durante el gobierno del General Manuel A. Odría. En esta reunión, “relámpago”, participaron el alcalde de Tarma, Luis Palomino Cerrón; el primero regidor, José Fernández Arroyo; la directora del colegio, Gina Dorregaray Avellaneda; el director de la UGEL Tarma, Luis Lázaro Huamán; el gerente de obras de la municipalidad, Paúl Welson Valencia, y representantes de la sociedad civil. En primer terminó la autoridad representativa de Tarma, dijo enfáticamente que la municipalidad no otorgará autorización para la demolición del San Ramón, sobre todo del pabellón principal; el burgomaestre adujo que la mayoría de la población se opone a dicha demolición. Por su parte, el gerente de obras de la comuna, como profesional en ingeniería manifestó que ese pabellón no presenta mayores problemas y que con un trabajo de mantenimiento, “la obra de Odría puede durar muchos años más”. El director de la UGEL dijo estar de acuerdo con replantear el proyecto para que el pabellón principal e histórico del San Ramón se mantenga, pues en ese terreno existe espacio suficiente para la construcción de nuevos pabellones de aulas, de laboratorios, campos deportivos, piscina, bibliotecas y otros que plantean el ser reconocido como colegio emblemático. La única que se mostró dubitativa fue la directora del colegio, Gina Dorregaray, alegando que el Ministerio de Educación podría negarse a dar el dinero (35 millones de soles) para la institución educativa, si es que no se cumple con la demolición del pabellón principal. Sin embargo, la posición firme de las autoridades y representantes de la población la hicieron cambiar de opinión, al menos de momento.

Ante este panorama, muchas voces se han manifestado, unas a favor de la demolición y otras, en contra. Desde nuestro punto de vista, creemos que debe replantearse el proyecto y edificar nuevas construcciones modernas en los espacios que existen dentro del colegio pero sin afectar el pabellón principal, ya que la obra del “Hijo Predilecto de Tarma” es un “patrimonio histórico y arquitectónico” que a pesar del paso de los años se mantiene incólume. La creación de los llamados “colegios emblemáticos” se dio en la época cuando gobernaba Alan García, y es sabido que los apristas no simpatizaron precisamente con Odría, de ahí que poco a poco se han ido “tumbando” las grandes unidades escolares (GUEs) que construyó el general; y si no creen que fue un tema político, miremos otro  caso como la remodelación que se hizo al Estadio Nacional donde se quitó la placa donde figuraba el nombre de Manuel A. Odría y se colocó otra como si Alan García fuese quien construyó ese hermoso estadio. Y sino, lean lo que alguna vez escribió el jurista Luis Poblete en su blog “La Sotana del Inquisidor”: “… Mientras persisten las zozobras sociales en el interior del país, nuestro voluminoso y bonachón don Alan (García), se puso a ‘inaugurar el Nuevo Estadio Nacional de Lima’ (cita textual). ¿Me pregunto qué le habría dicho el general Manuel A. Odría ante esa frase de apropiación? El Coloso de José Díaz sigue siendo el mismo inaugurado en 1952 por el ‘General de la alegría’, con una fachada modernista…”.

Ahora bien, si vemos acá cerca cómo van los avances de construcción de los también Colegios Emblemáticos Santa Isabel de Huancayo y San José de Jauja, nos daremos cuenta que el panorama no es muy alentador. En el caso de la institución educativa huancaína, su infraestructura fue derruida a inicios del 2013, y a la fecha hay un avance aproximado de 60%, trabajando ahora en forma acelerada en tres turnos para culminar la obra y entregarla en enero o febrero del siguiente año; es decir, después de 4 años (si es que se llega a entregar para las fechas indicadas). Además, por propias palabras del director del colegio, Carlos Huamán, quien declaró que “…para la supervisora de la obra, hay muchas observaciones, como en el caso del estadio, la piscina, y el gimnasio; prácticamente el 60% del proyecto está mal, según nos han indicado…”, es un índice que el San Ramón podría correr la misma suerte. En el caso del San José de Jauja, el local fue demolido a principios del 2011, y según hemos constatado el avance es de aproximadamente un 80%, con muchas irregularidades que se han denunciado en su momento. Entonces la pregunta cae por su propio peso: ¿Esto es lo que queremos para el Glorioso San Ramón?

Por último, hemos escuchado declaraciones de la directora del plantel, quien tiene una posición ambigua sobre este latente tema, y que refiere a que es necesario que la modernidad se abra paso ya que la deserción de alumnos cada es mayor debido a la antigüedad de la actual infraestructura, siendo necesaria realizarse la nueva edificación con toda la modernidad, tecnología y demás elementos necesarios que requiere un colegio de alto nivel.

Probablemente razón no le falta, pero antes debiera preocuparse por mejorar la calidad educativa y de enseñanza en la otrora GUE, para que no sigan desertando más alumnos; ese compromiso debería asumir junto a su plana docente. Salvo mejor parecer.


Post a Comment