Tuesday, June 05, 2018

Gigantesca corrupción derrumbó a Rajoy, entra Sánchez


Gigantesca corrupción derrumbó a Rajoy, entra Sánchez
por Zully Pinchi Ramírez; zullyarlene39@gmail.com

5-6-2018

Sin biblia y crucifijo sobre la mesa, con una corbata roja, frente al rey de España, Pedro Sánchez daba su palabra de hacer prevalecer la constitución en su sorpresiva llegada a ser el nuevo presidente de España.

Un desencajado Mariano Rajoy, lo observaba sin creer lo que estaba pasando, hasta hace unos días él era el presidente y de pronto, estaban allí frente a frente como aquél día, en que el ahora mandatario le decía al entonces candidato: “Usted no es decente señor Rajoy, y  exaltado en tono amenazante le respondió que aún era muy joven, que pagaría muy caro su error y que tenía para un largo trayecto si quería estar en el cargo de la presidencia”. ¡Cómo cambió todo, ironías de la vida, karma, boomerang o simplemente la sentencia de la trama Gurtel en contra de su partido, aquel desprecio y mirada despectiva, subestimando a Pedro Sánchez, tal como lo hizo un día Goliat frente a David, hoy le cobra la factura a Rajoy.

La prensa española, está tan desconcertada que no sabe, si enfocarse en el requerimiento de la ausencia de elementos religiosos o si es más guapo el presidente Pedro Sánchez que el rey Felipe VI o el peligro de haber pactado con ciertos partidos y líderes con ideologías separatistas, como lo indicó Inés Arrimadas del Partido Ciudadanos.

Lo cierto que lo más relevante es el por qué la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa y es que el artículo 113 de la Constitución Española es muy claro al establecer las razones fundamentales para presentar una moción de censura; el PSOE tuvo la sartén por el mango.

El entramado empresarial Gürtel, por fin se confirmó y con ello la careta de funcionarios del Partido Popular, inmersos en corrupción como aguas hediondas destilando cadáveres de políticos aferrados al poder tan sólo para enriquecerse, sus ambiciones y delitos salieron a la luz, según la sentencia de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, 37 años para Pablo Crespo, 33 para Luis Bárcenas, el tesorero del Partido Popular, 15 para su esposa Rosalía Iglesias y 51 para Francisco Correa quién es recordado aparte de sus conductas delictivas, por el generoso regalo de bodas que le hizo a la hija de su otrora amigo, José María Aznar.

El factor sorpresa lo dio el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que apoyó la moción de censura,   cuajado, maduro y excelente orador como siempre, hizo uso de la palabra en el debate de la moción de censura y después de mucho tiempo, le sentí aquella pasión que se le veía apagada y agotada, pero aun así negociar con él y su equipo no ha sido fácil, no ha demostrado intransigencia, quizás el hecho que va a ser padre dentro de poco y la indignación de muchos al enterarse de la compra de una casa con un precio tan alto que alegan que alguien de izquierdas no puede darse tales lujos, o pensar que puede ser él quien en un futuro elucubre una moción de censura y sacar del juego al actual presidente, lo motivó.

La estrategia de Pedro Sánchez ha sido implacable y los factores exógenos (la mega corrupción del Partido Popular) lo han ayudado a estar hoy en el poder, pero ha sido fuerte y valiente al no rendirse e intentar hacer gobierno con elementos legalmente válidos, le pidió a Rajoy la dimisión pero se negó, Sánchez se aferró a tener como técnica de defensa el artículo 115, puesto que Mariano Rajoy pudo proponer la disolución del Congreso pero la Constitución Española específica que cuando está en trámite una moción de censura, no se puede presentar tal salida, las fichas del tablero de ajedrez habían sido jugadas con tácticas de guerra, todo acabó y Pedro Sánchez ha ganado, sin embargo la faena recién comienza, todos los ojos estarán puestos en él y en sus colaboradores para esperar ver el talón de Aquiles, las debilidades y posibles errores, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría no ha quedado contenta con los votos de los diputados, 180 a favor, una abstención y 169 en contra, las críticas lapidarias ya comenzaron, acusándolo de no tener plan de gobierno y de haber  llegado al poder por ambiciones personales y no por amor al prójimo.

Vienen días intensos para el nuevo presidente y su gabinete, que sea el pueblo español quien lo juzgue de acuerdo a sus hechos.




Post a Comment