Monday, May 28, 2018

Brevetes: Salmón Corp. se engulló a Regiones


Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
28-5-2018

Brevetes: Salmón Corp. se engulló a Regiones

¿Cómo pudo haber ofertado S/ 2.34 por brevete en Lima, la firma Salmón Corp., a sabiendas que es a pérdida en el proceso del cual no se sabe nada porque ahora son 5 los meses sin licencias de conducir como ha anunciado el MTC? No se compra pan, para vender pan, sino tortas. Aquí hay algo inexplicable.

Esta empresa Salmón Corp., cobra en Región Tumbes: S/ 17.43; Arequipa: S/ 9.99; Lambayeque: S/ 9.34; La Libertad: S/ 5.19 (tecnología papel sintético Teslin). Esta sola lectura revela que en la ciudad más cara del Perú, la capital Lima, la licencia de conducir costaría la 7ma parte de lo que vale en Tumbes. ¡Un absoluto contrasentido de nula comprensión económica!

¡Nótese que en La Libertad con la misma tecnología de papel sintético Teslin, la empresa Salmón Corp. cobra S/ 5.19, prácticamente el doble que en Lima que es el referido S/ 2.34! ¿Es La Libertad una región más cara que la capital o a río revuelto, ganancia de pescadores?

En efecto ¿por qué los Gobiernos Regionales aceptan pagar precios dos, tres, cuatro, ocho veces más caros que en Lima por el mismo producto, el brevete? Esto solo puede suceder porque quienes controlan las compras en esas regiones, no saben lo que hacen o lo saben muy bien y a pesar de los costos, se hacen de la vista gorda. Y donde hay corruptos, es porque hay corruptores.

El mercado conquistado por Salmón Corp. al interior del país, es compartido por otra empresa Polysistemas y ambas usan la retransferencia térmica e impresoras Fargo para la confección de brevetes que ninguna otra empresa puede vender por el acuerdo comercial que tienen. Y los precios siempre altos. Y trabajan en algún tipo de sociedad. En carta notarial que me enviaron hace años firmaban tres personas: uno por Salmón Corp, otro por Polysistemas y ………………….. ¡nada más ni nada menos que Paul Concha Revilla que era abogado de ambas firmas comerciales!

Como puede verse en archivo adjunto, los personajes en el MTC aparecen con frecuencia y a partir de marzo del 2017, el señor Paul Concha quien, de repente sin saberlo, permitió que su ex pagadora, Salmón Corp., dinamitara un primer proceso de licencias de conducir, por preguntar mañosamente lo que ya había hecho en la etapa de consultas para auto-excluirse; y también que su despacho confeccionase un informe favorable a la “unificación” de tecnología (léase retransferencia térmica e impresoras Fargo) y de un segundo proceso del cual no se sabe ¡absolutamente nada!, sólo que NO HAY BREVETES POR 5 MESES.

Entonces es fácil inferir que con los precios que Salmón Corp. cobró o cobra por la unidad de brevetes al interior del Perú, hizo caja millonaria para ofrecer al MTC en Lima, la irrisoria cifra de S/ 2.34. A menos que se hayan vuelto locos y trabajen a pérdida.

No está demás decir que Salmón Corp., carece de cualquier experiencia en la confección de brevetes con la tecnología de papel sintético Teslin, o sea que si fallan o lo hacen mal, el asunto se pondrá más feo aún de lo que ya está con el desabastecimiento de brevetes que tiene disgustados a los usuarios en la plaza más importante, Lima.

El uso de las impresoras Fargo y la tecnología de retransferencia térmica para brevetes, más cara y con proveedor monopólico viene en el MTC desde el 2008 (10 años atrás) y tuvo en un funcionario, Guillermo Aguilar Mellarez, su más entusiasta propulsor. En el 2015, Salmón Corp., presentaba a este empleado del MTC como orientador suyo, como es de verse en el email a la vista que ¡jamás! ha desmentido dicha persona. No solo eso: en la lista de textos de nuestra investigación, también se consigna la pobrísima hoja con sus notas universitarias, lo cual para el señor Paul Concha, parece no importar nada.

En síntesis: Salmón Corp. engulló a las regiones con brevetes a precios astronómicos y eso podría haberle dado la caja suficiente para presentar una oferta económicamente absurda en Lima.

Sabemos que en las Regiones ha habido inquietud y sorpresa. Al parecer no todos estuvieron enterados de esta clase de desmanes económicos y precios tan altos. ¿Qué harán al respecto? No lo sé, pero de que fueron engullidos por largos años, no hay pizca de duda.



Post a Comment