Wednesday, October 26, 2016

Potozén, e-pasaporte, premio y la yuca

Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
26-10-2016

Potozén, e-pasaporte, premio y la yuca

En Perú, a pesar que el noble tubérculo, la yuca, posee componentes beneficiosos para la salud, ésta es reputada como símbolo de la trampa, timo, engaño, estafa, robo, descaro, miseria.

Entonces, una yuca, en la fabla popular peruana, equivale a una pillería del peor calibre.

Recordemos que, años atrás, en plena conferencia de prensa, un fotógrafo con voz pausada le preguntó al entonces mandatario Fujimori si lo que definía mejor a su gobierno, era una yuca, y le mostró un ejemplar tosco delante de decenas de personas. La carcajada fue sonora como la cólera de aquél, tremenda.

En México, este 2016, en los aciagos meses finales de la gestión Potozén en Migraciones, se llevó a cabo una exposición internacional sobre documentos de seguridad organizada por la entidad High Security Printing y Boris Potozén Bracco, vuelto del país azteca, mostró el “premio” que su institución había ganado entre muchos concursantes. Dijimos por esos días, y allí están los documentos como prueba, que eso era falso, porque había sido competidor único Perú. Entonces el asunto fue como carrera de un solo caballo.

Pero todo vale cuando se trata de cumplir las órdenes desde muy arriba y sin dudas ni murmuraciones. Los que siempre han estado felices son los de Imprimerie Nationale de Francia y Gemalto de México que ganaron la buena pro para Migraciones y Cancillería por un monto total de algo así como S/ 190 millones de soles.

Panorama, en su última versión del domingo 23, con reportaje de largos 19 minutos y a cargo de Karina Novoa, bajo el título: Revelan errores en los pasaportes biométricos, dio cuenta de la abultada lista de problemas, caídas del sistema, fracasos, desconciertos y demás fallas que vienen ocurriendo con el pasaporte electrónico.

Y en una de las tomas se ve a Boris Potozén Bracco, ufano y orgulloso del “premio” mexicano. Preguntado por la multitud de clamorosos errores, no tuvo mejor respuesta que decir que eso ocurre siempre al comienzo. Pero el contundente tenor de la denuncia de Panorama era de tal magnitud que el “premio”, Potozén y su alegría, realmente dieron pena.



Post a Comment