Friday, January 20, 2012

¿POR QUE CONTINUAN IMPUNES LOS DEPREDADORES Y LA CORRUPCION GENERALIZADA EN LA UNFV ?



BRIGADA ANTICORRUPCION

UNFV

brigadaanticorrupcionunfv2012@yahoo.com

 

 

¿POR QUE CONTINUAN IMPUNES LOS DEPREDADORES Y LA CORRUPCION GENERALIZADA EN  LA UNFV ?

 

El informe que consta en el Oficio 1256-2011-OCAJ del 17 de agosto de 2011 del Mg. Eckerman Panduro Angulo en su calidad de, Jefe de la Oficina Central de  Asesoría Jurídica de la UNFV, al ingeniero Freddy Alberto Aponte Guerrero, Presidente de la Comisión de Orden y Gestión y Rector de la Universidad Nacional Federico Villarreal fue una importante y grave denuncia sobre las flagrantes violaciones de la Ley 23733, Ley Universitaria y del Estatuto de la Universidad, ocurridas entre 1989 y 1991 que siguen  sin ser sancionadas por las autoridades competentes.

Ese Informe Jurídico fue el resultado de los requerimientos hechos por el Poder Ejecutivo, el  Congreso de la República y la Fiscalía de la Nación a  la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) exigiéndoles que realicen las acciones de ley ante las denuncias públicas no atendidas durante los últimos 22 años al no haberse cumplido con aplicar las sanciones y  medidas correctivas a los responsables de esa grave e ilegal situación que pretendía perpetuarse.

Ese inusual caso, comenzó en 1985, durante el primer gobierno del presidente Alan García, cuando imperaba la corrupción en la UNFV, y las ambiciones, los  apetitos personales, la intolerancia y el caos se habían apoderado  de  la universidad, llegando a tener dos Rectores simultáneamente, respaldados por las antiguas facciones rivales: una encabezada por el Dr. Enrique Sifuentes y la otra por Gustavo Vergara Arias. En esa ocasión el diario "Expreso" informó ampliamente y graficó en su edición del 4 de octubre de 1985 como operaban los grupos armados que respaldaban a los dos rectores aludidos,  la toma de locales, y desordenes callejeros, balaceras y quema de vehículos que se producían en pleno centro Lima.

En octubre de 1992 con la finalidad de acabar con los diarios desordenes entre profesores y alumnos que, tenían su origen en la corrupción interna, el gobierno determinó intervenir la UNFV mediante una Comisión  Reorganizadora (CORE), la cual procesó en el Poder Judicial a los responsables. Al mismo tiempo, la Villarreal fue invadida por los llamados "topos" en todas las facultades, patios y pasadizos.

El objetivo de la CORE fue erradicar la corrupción, el caos académico y administrativo,  el uso político de la universidad y acabar con el nepotismo y favoritismo establecido en las Facultades, y una de sus funciones fue investigar las denuncias hechas por  numerosos profesores, ante la violación de la Ley Universitaria 23733 y del Estatuto de la universidad, por haberse realizado ascensos y promociones ilegales  a profesores que no reunían los requisitos de ley,  marginando a los que tenían los Grados y Títulos correspondientes.

Un grupo de profesoras denunciaron ante la CORE que anteriormente habían sido objeto de acosamientos por parte de las autoridades universitarias, decanos y directores, quienes no favorecían a quienes no accedían a sus requerimientos. La CORE acogió las denuncias de las llamadas "Las Amazonas", quienes aprovecharon de la oportunidad  para gobernar la universidad a su gusto durante la Intervención de la CORE,  en los cargos de las Direcciones Universitarias, Secretarías, Direcciones,  Jefaturas y Comisiones, acusando por irregularidades  a numerosos docentes y personal administrativo, los cuales fueron subrogados o trasladados a otras dependencias arbitrariamente.  

De las investigaciones más serias realizadas por la CORE se concluyó que se habían producido ascensos y promociones irregulares e improcedentes que violaban la Ley Universitaria, afectando a terceros y los intereses del Estado. Algunos de los responsables fueron emplazados ante el Poder Judicial y otros fueron sometidos a los Procesos Administrativos y ante el Tribunal de Honor, el cual estableció sanciones a una lista  de docentes en una extensa Resolución.

Se comprobó también que había numerosos profesores fantasmas que al mismo tiempo trabajaban en el Congreso, eran funcionarios en diversos organismos públicos y que trabajaban más bien a tiempo completo en las universidades particulares. En la Facultad de Medicina, se comprobó también que se había otorgado títulos a médicos de Alemania, en un irregular programa de intercambio y curso a distancia, de cuyos fondos económicos nadie daba cuenta. 

Adicionalmente, el 21 de septiembre de 1992 se expidió la Resolución de la Comisión AD-HOC 566-92-UNFV suscrita por el Presidente y el Secretario General de la Universidad  cuya conclusión fue, que mediante Resoluciones Rectorales se habían realizado ascensos a la Categoría de Profesores Principales a docentes que no reunían  los requisitos establecidos por la Ley y el Estatuto Universitario.

Dichos ascensos no solo eran nulos, sino que esos actos administrativos violaron las  normas positivas de orden público en perjuicio de los intereses del Estado, debiendo ser rectificados de oficio, por mandato constitucional.

Ante la gravedad de los hechos, la CORE acordó dejar sin efecto las Resoluciones Rectorales cuestionadas, por contravenir las normas legales vigentes, debiendo los profesores ascendidos irregularmente retornar a la categoría de Asociados. El artículo Tercero de la indicada Resolución dispuso que lo Decanos de las Facultades cuestionadas, el Vicerrector Académico, Las Oficinas Centrales de Administración y Planificación, dicten las medidas necesarias para sancionar a los docentes transgresores de la Ley. Por tratarse de ascensos ilegales y de actos administrativos realizados sin ningún sustento firme, la Resolución que los dejó sin efecto fue consentida por los docentes cuestionados quienes no pudieron apelarla en los términos de ley.

En 1995 el Vicerrector Académico de la CORE comprobó que una de las irregularidades más notorias en la UNFV consistía en la creación en varias Facultades de  especialidades que no tenían ningun sustento académico, por lo cual fueron suprimidas. Pero lo más nocivo fue la creación de Facultades que no contaban con docentes competentes en las especialidades que formaban, por lo cual se re-asignó  provisionalmente a dichas facultades, profesores de Secundaria de la  Facultad de Educación, hasta que sean contratados  profesionales de la especialidad.

En 1997 y 1998  se crearon nuevas Facultades con el mismo procedimiento y poco después el Vice Rectorado Académico dispuso el retorno a sus Facultades de procedencia de todos los docentes, lo cual generó el reclamo de numerosos profesores  que no querían volver a sus Facultades. Los mismos, bajo el slogan de "Villarreal es para los Villarrealinos" obstruyeron la contratación de personal profesional especializado para cada Facultad, acusándolos de rojos, sosteniendo que debían ser promovidos y ascendidos los profesores antiguos de la universidad, considerando su antigüedad en la universidad, inclusive sus méritos sindicales y no dar preferencia a los docentes de otras universidades.

A partir de 1998 los profesores que tenían problemas por haber sido promovidos ilegalmente agitaron a los estudiantes y organizaron  marchas callejeras reclamando el cese de las funciones de la CORE.

En 2001 se retiró la CORE, la UNFV retornó a la institucionalidad y algunos profesores beneficiados de la CORE fueron los primeros en acusarlos por abusos e irregularidades. Por  razones que todavía se desconocen, los Jefes de las Oficinas Centrales de Administración, Planificación y Personal de turno no cumplieron con los dispuesto  por la Resolución 566-92-UNFV. La negligencia de esos funcionarios y de la Oficina de Control Interno tendrá que ser investigada por una Comisión Especial designada por el Rectorado, para que se apliquen  las sanciones correspondientes, por tratarse de delitos contra el Patrimonio del Estado, los cuales no prescriben.

En 2010, la UNFV fue intervenida nuevamente, esta vez  por el gobierno del presidente Alan García, al no haber cumplido las autoridades universitarias con aplicar las sanciones de ley  a los responsables de las ilegalidades  cometidas durante su primer gobierno y denunciadas durante la gestión de la CORE. Pero por entonces, los mismos docentes y administrativos cuestionados, ya se  las habían arreglado para eludir las acciones de la justicia, coludiéndose con las autoridades de turno,  para poder asumir cargos directivos, sorprendiendo al colegiado de la universidad, a los estudiantes  y a la sociedad que creía que ya se había erradicado la corrupción detectada desde 1985 por las autoridades.

El Ministerio de Educación, el Congreso de la República y la Fiscalía de la Nación  acogieron las graves denuncias que recibieron reiteradamente sobre las ilegalidades que sucedían en la universidad y exigieron a la Asamblea Nacional de Rectores que se realice una urgente investigación.

Como resultado, la UNFV fue declarada nuevamente en 2010 en Situación de Ingobernabilidad debido a que el Rector, las Autoridades Universitarias y los Decanos, habían violado  reiteradamente la Ley Universitaria y su Estatuto, al impedir  que se realicen las Elecciones Estudiantiles y las Elecciones  Generales.

El Rector y las autoridades de la UNFV  impidieron ilegalmente que la Primera Comisión de Orden y Gestión designada por la ANR cumpla con sus funciones, por lo que fue nombrada una Segunda Comisión, con el encargo expreso de convocar y realizar las elecciones para la elección de Decanos y Rector.

Las autoridades salientes no  habían tenido tiempo, ni había forma de regularizar  el manejo arbitrario ni la dilapidación y malversación de los fondos y recursos económicos de la universidad  asignados durante los dos últimos años  por el Estado, ni estaba claro el manejo de los Ingresos Propios obtenidos por el CEPREVI, por la Dirección Universitaria de Post Grado y numerosos cursos denunciados por expedir diplomas falsos con el agravante de falsificación de firmas, lo cual fue denunciado públicamente.

Conocedores los miembros de la Comisión de Orden y Gestión, que una de las causas de las irregularidades incurridas por las autoridades universitarias  de la Villarreal durante dos décadas era el incumplimiento de lo ordenado por la  Resolución 566-92-UNFV,  solicitaron un Informe Jurídico sobre el estado de la situación al Jefe de la Oficina Central de Asesoría Jurídica de la Universidad,  Mg. Eckerman Panduro Angulo.

Eckerman Panduro se había desempeñado como Secretario General durante la Primera Intervención de la CORE y como jurista opinó  sobre las causas de las graves irregularidades en la Villarreal. El es un abogado egresado de la misma universidad que conoce por experiencia propia el origen y la solución de los males de la  universidad.

El Informe de la Jefatura Central de Asesoría Jurídica de la UNFV que consta en el   Oficio 1256-2011-OCAJ del 17 de agosto de 2011 constituye una grave denuncia por las flagrantes violaciones de la Ley 23733 Ley Universitaria y del Estatuto Universitario, ocurridas entre 1989 y 1991 debido a que los responsables continuaban en la impunidad, manejando a su gusto a la Villarreal.

Como corresponde, el mencionado Informe Jurídico, fue puesto recientemente en conocimiento de las autoridades competentes del Gobierno del Presidente  Ollanta Humala, del Congreso de la República, la Fiscalía de la Nación, y del Honorable Colegio de Abogados para su pronunciamiento, por tratarse de un caso que tiene características aberrantes e inusuales.

El nuevo Rector de la UNFV Dr. José Viaña, es conocedor de esas ilegalidades y no le quedaría otro camino sino el de desaforar a los Decanos cuestionados  que lo eligieron como Rector, y someterlos a los Procesos que les corresponden y que han estado eludiendo sistemáticamente, pero que son inevitables, por tratarse de acciones atentatorias contra la ley y los Intereses del Estado. De lo contrario, estaría consintiendo y amparando la impunidad en la Universidad.

Para nadie es un secreto que la notoria crisis académica y administrativa de la U. Villarreal radica en la cadena de corrupción en la cual tienen parte numerosos docentes  aludidos en el  Informe Jurídico 1256-2011-OCAJ del 17 de agosto de 2011 y sus anexos así como personal Administrativo y de Control, por su activa participación en las reiteradas denuncias públicas sobre los ingresos fraudulentos de estudiantes mediante el pago de coimas y sustitución de postulantes y venta de los exámenes de ingreso.

Que también hay docentes con responsabilidad en la festinación de trámites de los candidatos para obtener los Grados Académicos y los títulos profesionales en varias Facultades donde se ha permitido acceder a los exámenes de Grado a egresados sin cumplir  con los requisitos de reglamento y que sustentan ante miembros de jurados integrados irregularmente  por docentes  que no son de su especialidad, los cuales devienen en nulidad.

Como la UNFV continua como una Caja de Pandora donde pulula sin disimulo la corrupción, desafiante y atrevida estaremos atentos,  porque de no haber sanciones pronto, nada garantiza que las nuevas autoridades universitarias vayan a ejercer sus funciones dentro del Orden y la Justicia que corresponde a toda Institución Universitaria del Estado.


Lima, 18 de enero de 2012


ANIVERSARIO DEL INGRESO DE LA COMISIÓN DE ÓRDEN Y GESTIÓN A LA UNFV


 

 




Post a Comment