Sunday, March 06, 2016

¡Feliz día mujer!

¡Feliz día mujer!
por Zully Pinchi Ramírez; alertasenhal@gmail.com

7-3-2016

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.
Pablo Neruda

Feliz día a ti mujer que fuiste violentada sexualmente hace más de veinte años y aún no has tenido la valentía para desterrarlo de tu alma y contarlo.

A ti que tienes por fuerza involuntaria prostituirte y llevarte unas cuantas monedas que te alcanzan sólo para un pan y para la droga que se ha convertido en tu escape, en tu ilusión.

Tú quien naciste de una madre soltera y que por equivocación de adolescente lo eres también y no tienes otra opción que buscar un hombre no para amar sino para la manutención.

Tú que con sólo 15 años ya perteneces a una pandilla de chicas maleantes, porque no recibiste el amor de una madre y sufriste el abandono de tu padre.

Aquella que la reincidencia en una cárcel es más por no tener donde dormir que por pasión por delinquir.

Una rosa para ti, que estás a punto de abortar porque a tu novio no le importa el drama que le has contado, no ha puesto interés, no te ha propuesto cariño con madurez y y te has visto forzada a actuar así con tanta insensatez, no te juzgo, ni te condeno, te mando mi aliento y una rosa sin espinas.

Un abrazo para ti que acabas de perder tu tesoro, tu virginidad con un hombre que no lo ha valorado, por una noche de fiesta y diversión.

Un beso para ti mujer que estás encerrada en tu castillo de oro y de cristal con un esposo que ya no te toca y que ha olvidado la fecha de tu aniversario más de una vez, y a pesar de que le has regalado más de treinta años de tu vida, es lejano, indiferente, frío y te mata el corazón cada vez que mientras le hablas en la calle él sólo mira mujeres más jóvenes que tú.

Para ti mujer que, en los veintes, amaste a un muchacho loco, apasionado, rebelde, un relajado total que te puso muy en claro que no había compromisos ni condiciones, pero aceptaste y éste te hizo sentir el cielo para luego desaparecer para siempre de tu vida y aparecer sólo en las madrugadas y huir escondidos bajo la Luna, amándose al aire libre en el techo de un edificio.

A ti madre que has tenido un niño enfermo y lo único que sueñas es ver feliz a tu bebe.

Una palabra de aliento a la que ha visto morir a su hijo y no ha podido sacar la indignación y el dolor del alma.

Un te quiero sincero para aquella que acaba de recibir la noticia que es portadora del VIH y en su vida no hubo otro hombre que su esposo.

Una flor para quien está casada con aquel con quien no sueña ni ríe.

Un beso a ti mujer que no puedes ocultar más que te atraen otras mujeres.

Mi comprensión a la que ha intentado muchas veces embarazarse y aún no ha podido.

Mi admiración para la que dejo de ser una doña Flor para convertirse en Julieta.

Mi ánimo a la que vendió su alma al diablo por algo de fama, dinero y amor y decirle que todo pacto tiene una cláusula para rescindir.

Mi apoyo a la que ha claudicado a luchar contra la injusticia.

Mi amor a la mujer que la abandonó el amor de su vida después de cincuenta años de casada. Es tan corto el amor y tan largo el olvido.

A la estrella famosa que tiene un millón de seguidores en el twitter y se siente sola y olvidada por todos los que ama.

Mi fuerza para aquella que lo que le sobra es dinero, y curiosamente no la hace feliz ni le ha podido llenar los terribles vacíos de su espíritu.

Mis condolencias a la que acaba de quedar viuda.

A la niña huérfana que hoy es una gran mujer fuerte y valiente.

A quien sus hijos han encerrado en un centro geriátrico, a la que está entrando a un centro de rehabilitación para adictos a la cocaína, a la que a la fuerza ha sido llevada a un centro psiquiátrico.

A la que nunca estuvo de parto, mayor es el gozo de la desamparada que de la casada.

A la que un cobarde y canalla ha querido destrozarle la reputación.

A la reina de belleza que ha tenido celos, miedos y tremendas inseguridades.

A la que después de tomar unas copas de alcohol para calmar sus penas está pensando en suicidarse.

A ti mujer, feliz día, y como lo dijo el poeta chileno Pablo Neruda: ¨Nunca olvides que debajo de tu piel, vive la Luna¨.









Post a Comment